12 de noviembre de 2012

Playlist Recopilatorio

Han sido 40 entradas con un total de 259 canciones (sin contar los vídeos) y recuperar algunas playlists puede resultar complicado.

Están las etiquetas para ir directamente a las listas donde aparecen determinados grupos y el blog también ordena por meses las entradas, pero yo soy muy antigua (o muy moderna) así que he reunido a todas las playlists con sus nombres (que enlazan a su correspondiente entrada y lista de reproducción) y las he intentado clasificar.
Hay tres categorías: "Más movidas", "Menos" y "Ni una ni otra".

MÁS MOVIDAS
Playlist Lo Bueno si Breve - Canciones de menos de dos minutos.
Playlist de Señoras - Selección de algunas de las mejores voces clásicas femeninas.
Playlist Rompe Pistas - Lista de reproducción para bailar.
Playlist Autoayuda - Canciones de buen rollo para levantar el espíritu y ponerse de buen humor. Perfecta para escuchar mientras te preparas para salir.
Playlist Noise - Canciones con mucho ruido.
Playlist de los Buenos Días - Lista para "empezar el día con alegría" y levantarse como toca. También vale para escuchar mientras haces la limpieza.
Playlist Croqueta en la Moqueta - Playlist para montarse un concierto "garajero" en casa y saltar sobre el sofá, cantar y tirarse por los suelos.
Playlist Electrónica - Lista de música electrónica.
Playlist Surfeando en las Cloacas - Temas que tienen que ver con el surf y/o la música surf.


MENOS
Playlist Country de Mentira - Temas de aire country pero que son de grupos que no son de country.
Playlist Bajonera - Lista para momentos "de bajón" pero también para esos momentos a lo Doctor en Alaska con "tiempo para estar".
Playlist para Viajar - Pues eso.
Playlist Instrumental - Temas instrumentales.
Playlist de Miedo - Temas que dan miedo.
Playlist de Música para Trabajar - Temas que ayudan a la concentración y el aumento de la productividad, la eficiencia y la creatividad (toma Moreno). Curiosamente también puede servir para relajarse e intentar no pensar en nada.
Playlist in Crescendo - Playlist de temas intensos, casi épicos, que van de menos a más. Incluye grandes éxitos de los '90.
Playlist de Lluvia - Canciones que tienen que ver con lluvia. Lista surgida durante la oleada de incendios de este verano.
Playlist de Versiones Tranquis - Lista de versiones.
Playlist para la Siesta - Pues eso.
Playlist de la Despedida - Última entrada. Canciones para despedirse.

NI UNA NI OTRA
Playlist Versiones Propias - Primera entrada del blog. Lista de versiones tan buenas, que pensaba que eran originales.
Playlist Un Lugar en el Mundo - Canciones relacionadas con ciudades o países.
Playlist Momentos en Vivo para Morirse - Lista con temas que refieren a momentos míticos vividos en conciertos.
Playlist de Canciones Desechadas - Grandes canciones que salieron como caras B o estaban en EP's o bandas sonoras...
Playlist Obsesión - Canciones que no puedo parar de escuchar.
Playlist Radiofónica - Lista de temas que tienen que ver con la radio.
Playlist Pimpinelera - Lista de reproducción de duetos.
Playlist para Niños - Lista de música para niños grandes y pequeños.
Playlist SOS - Lista de reproducción hecha como preparación para el festival SOS 2012. Muy ecléctica.
Playlist de Llamada a las Armas - Canciones protesta que no pertenecen a la "Canción Protesta"; temas de revolución y crítica social.
Playlist de Verano - Canciones bonitas sobre el sol y otros temas veraniegos. Muy de domingo.
Playlist para el Dentista - Música para escuchar en la consulta del dentista pero también para acompañar otras situaciones como cenas y demás eventos sociales porque son canciones que gustan a todo el mundo.
Playlist de Segundas Partes - Lista de canciones de grupos míticos que se reinventaron en otros grupos. En realidad, es una "playlist de himnos del indie".
Playlist Pool Party - Lista para fiestas con piscina o cócteles tipo El Guateque.
Playlist Políglota - Canciones en distintos idiomas.
Playlist de Hits que Debieron Serlo - Temas de grupos que ya no existen y no llegaron a ser muy conocidos pero que podrían haber sido grandes éxitos.
Playlist XXX - Lista para antes, durante y después de la práctica de sexo (aunque sólo sea de pensamiento).
Playlist para Aprender Inglés - Canciones con un inglés fácil de entender y reproducir.
Playlist de Versiones Guatequeras - Versiones con toques sesenteros ideal para poner en fiestas celebradas en casa.
Playlist de Cine - Canciones de bandas sonoras (menos una).

5 de noviembre de 2012

Playlist de la Despedida

Todo lo que empieza tiene que acabar y otros tópicos varios que suelen ser mentira pero que, en este caso, se cumplen. Ni mi colección de discos (especialmente si tenemos en cuenta que algunos grupos los llevo escuchando desde que tenía 15 años) ni mi anecdotario son ilimitados y, aunque me han hecho buenas sugerencias, el espíritu del blog no sería el mismo si tengo que improvisar las listas o no tengo nada que decir sobre ellas. 

Me alegra que la última lista de reproducción esté compuesta íntegramente por voces femeninas y digo que me alegra, no porque sea una lista de mujeres, sino porque creo que es muy bueno que no lo haya hecho a propósito: ha salido así. También hay que reconocer que es una playlist "moñosa" y "pavoncia" donde las haya... pero tampoco creo que haya mucha gente que no se ponga en ese modo cuando le afecta una despedida. 

Las despedidas son tristes cuando alguien se va y no queremos que lo haga, así que la mayoría de canciones de adioses se refieren a eso. "Baby don't go" es bonita a más no poder, triste y un gran cierre del primer disco de las Dum Dum Girls, aunque es una canción original de Phil Spector. Todo un clásico del "no te vayas todavía", igual que esta perla (me encuentro cada cosa...) de la historia de la producción audiovisual.



Pese a que una se ha ido acostumbrando a las despedidas a base de vivirlas, siguen sin gustarme nada. Así que paso de hablar de ese tema y voy a aprovechar que es la última (ays, cuántas veces habré dicho eso...) para sacar de la manga unas cuantas anécdotas musicales que suelen resultar muy efectivas pero que no han tenido cabida en ninguna playlist anterior. Espero que así me exorcice y deje de dar el coñazo con las historias de la "mili".

La clásica historia de mi amigo Nick Cave
Volvía de una escapada de las cortas y me fui maleta en mano a Rough Trade East, donde estaba encargada de la cafetería, porque tenía que hacer papeleo de la tienda. Al llegar me dijeron con gran emoción que esa tarde (mediodía) iba a venir el mismísimo Nick Cave a firmar un libro, o algo así. Como no iba a tocar, me metí en mi mini oficina/almacén/pasillo/zulo donde la mesa era un congelador y la silla unas cajas.
Y ahí estoba yo con mis invoices y mis deliveries cuando viene el manager de la tienda de discos y me pregunta si puede entrar Nick Cave a lavarse las manos. Así que ahí me quedé pegada al lado del señor Cave (que aún no lo había visto con bigote y casi me da un pasmo) mientras se intentaba quitar la tinta de las manos porque, sabe Dios por qué, le habían hecho poner sus huellas sobre un cartón, en plan paseo de la fama. El hombre flipaba en colores porque eso no se borraba... y yo en plan azafata dándole jabón y sin saber qué decir. Así que le dije: "Welcome to my office" y él, muy educadamente, me dijo: "Oh, is this your office?... It's a nice office". Claro, me esperaba una voz de barítono, en plan Russell Crowe, pero de eso nada monada: australiano nasal a más no poder y muy entrañable, aunque me tuve que aguantar la risa mientras el pobre buscaba algo con lo que secarse y yo le arrancaba un cacho del rollo de papel azul que utilizábamos para limpiar las mesas... Cero glamour todo. "Thank you. Bye" y esa es mi historia con Nick Cave.

El señor Nick Cave
"Qué nos va a pasar" de La Buena Vida es muy gráfica y atiende a ese momento en que uno empieza a olerse la despedida. Ay, qué daño. [Muy fuerte que no esté este tema en Spotify. Lo cambio por "Despedida" de Neleonard, quienes seguramente ni existían cuando escribí el blog, pero que son muy buenavideros y lo que escucho ahora mismo en loop]

Cuando me convertí en manager de Alex Turner
El cantante de los Artic Monkeys debió grabar su disco con el otro tipo de The Last Shadow Puppets por la zona del este de Londres. Venía a menudo a la tienda y se tomaba un latte (café con leche enorme), aunque hubo un día que se pidió una magdalena también (blueberry muffin), lo cual me dio un segundo y medio más de conversación con él. Mientras le atendía, veía que detrás había un chico japonés que no dejaba de mirar. Se acercó cuando Turner se había ido y me preguntó que si él era él ("is he him?" o algo así), le dije que sí y va el tío y me pregunta -a mí- que si le puede pedir un autógrafo... ¡chaval que yo sólo le he hecho el café, a mí qué me cuentas!

La canción de Saint Etienne no tengo muy claro de qué trata. No sé si es uno que se muere o simplemente se va pero el caso es que es tan épica, intensa y dice tanto "he's gone", que "Like a Motorway" es perfecta para una despedida. 

Entradas gratis
Aparte de las acreditaciones de la época en que hacía radio y alguna invitación ocasional, siempre pago todo. Sin embargo, reconozco que también he tenido suerte. Ya conté en un post cuando una chica me dio una entrada para los Gorky's Zygotic Mynci y yo me hice la chula diciéndole quiénes eran sin saber que ella era la novia del cantante. Me pasó algo parecido en con los Libertines y con Depeche Mode, cuando fui sin entrada por si sonaba la flauta (al de Depeche Mode fui al parque de botellón, la verdad), y me encontré con una peña muy amable que me dio (DAR) una entrada.
Sin embargo, lo mejor fue con Suede. Hacían un concierto gratis en una tienda de discos pero las invitaciones eran limitadas y, para conseguir una, había que comprarse su recopilatorio de singles, algo que no tiene mucho sentido si tienes todos sus discos. Así que me negué pero fui igualmente por si se podía ver algo desde fuera. Y no, no se veía un carajo porque la persiana estaba bajada y, aunque apoyábamos la cabeza en ella, no se oía casi nada... Pero la diosa fortuna quiso que mi soledad y mis ojos caídos sirviesen para ablandar el corazoncito del chico de seguridad, que me pasó una pulserita como si me estuviera pasando drogas (y eso que, ni siquiera, se la había pedido). Qué alegría, y qué ridículo luego cuando hice la cola para conseguirle un autógrafo a Maje y fui la única que no llevaba el disco. Sólo tenía un bloc de notas pequeño (de los de Henri o Taurus) y me tuvieron que firmar cada uno en una hoja distinta. 

Teniendo en cuenta que los llevo grabados en mi piel, no podía acabar el blog sin poner una canción de Echobelly (que ya me podían haber avisado de que el brazo no es siempre igual de terso). "Dark Therapy" fue la despedida a uno de los conciertos más decepcionantes de mi vida pero sirvió, no sólo para hacerme olvidar el resto de la actuación, sino para acabar levitando y reafirmarme en que Sonia Aurora es muy grande.


Así acabó la calle en la que empezaron a hacer cola a las 9 de la mañana los fans de Radiohead un día de enero de 2008, día en que hacía un frío en Londres para morirse. La gente daba la vuelta por la calle del fondo y los pobres de las tiendas de enfrente a Rough Trade East se tuvieron que quedar dentro después de cerrar porque no podían salir. 
El día anterior mi superior me dijo que, al día siguiente, iba a haber un concierto secreto de un grupo muy importante y que sólo podía trabajar una persona en la cafetería (en la tienda de discos sólo había unas tres o cuatro personas). Dije que yo, claro. A las siete de la mañana ya estábamos allí y a partir de las nueve, hora en que se lanzó la noticia, empezó a aparecer gente que se sentó en la calle con sus portátiles a trabajar desde allí (sólo se daban 200 invitaciones). Me pasé todo el día haciendo tés y cafés sin parar de cesar (mi superior, el c****n, bien que se apuntó al carro pero no me ayudó ni una sola vez). Total, que a las 19h que estaba previsto el concierto, aquello era imposible. 
Habían colocado pantallas para que la gente lo viera desde fuera (la puerta era toda de cristal) pero aquello colapsó. Un caos, un desastre... y finalmente anuncian que lo trasladan a uno de los bares de la zona (enano); así que viene la promotora y me pide, como no sabe qué toman Radiohead, no sé cuántos millones de cafés de todos los tipos con sus leches correspondientes, etc. Y allí me la veo que pilla los cafés (sin pagar) y tira a irse. Después de más de doce horas sin parar de currar y de haber quedado mal con mil peña (me salieron más amigos ese día que con veinte paquetes de Donetes), me tragué mi vergüenza (que normalmente lo de pedir no se me da muy bien) y con mis mofletes rojos le dije: "Yeeeeeeee tíaaaaaaaa [en inglés, claro] que llevo aquí todo el día... y sin pulsera no los voy a poder ver". Menos mal que le quedaban un par de pulseras y allí que me pude ir a pasar frío con el resto de mortales hasta que aparecieron Thom Yorke y compañía y se marcaron un conciertazo (por suerte para mí tocaron muchas de la etapa del OK Computer y anterior) para doscientas personas al borde de la hipotermia.

"Goodbye song" de The Moldy Peaches no necesita explicación.

Graham Coxon: "tó pa dentro", Björk: "tó pa fuera"
El guitarra de Blur fue cliente habitual de otra cafetería en la que trabajé mucho tiempo pero mis compañeras no le conocían y le dejábamos en paz. Una vez que tardó mucho en volver por allí, mi jefa, que era muy espabilada y ya sabía que era de Blur, le preguntó que por qué había estado tanto tiempo sin ir, y él contestó que había estado trabajando. Ella se hizo la súper tonta y le preguntó que de qué, así que dijo que había estado de gira y yo, como ya se había abierto la veda y Mireia me había dicho que lo había visto y que le había gustado mucho, pues le dije que una amiga lo había visto y que le había gustado mucho. Y ya. Mira, yo no sé quién se puso más rojo, si él que agachaba la cabeza y decía "thank you, thank you" o yo que me dio mucha vergüenza que a él le diera tanta vergüenza. 
Björk es todo lo contrario. Bueno, ella no sé pero sus amigos sí. Apareció por sorpresa en un bar de Londres (que se lió una para que entrase la reina...), en el que me encontraba por casualidad, y se puso a pinchar. Tuvimos tanta suerte que su "cort d'honor" se puso junto a nosotros, que habíamos estado muy a gusto y tranquilos toda la noche, y empezaron a subirse encima de los sofás (abrigos) y en una mesa donde acababa de dejar una pinta de Guinness enterita que acabó en el suelo. Grrrrrrrrrrrr. Digo yo que los amigos de Björk podrían haberse pagado una cerveza... pues no, casi nos pegan los muy inútiles. En fin, vaya historia más fea para acabar.

Tendré que dejarlo con algo mejor. Otro clásico de las despedidas, uno de los primeros bailes a lo Macarena que me aprendí y, como no, en su versión noventera.
Good luck, and good night

29 de octubre de 2012

Playlist de Versiones Tranquis

Penúltima playlist y seguimos tirando de versiones porque, en realidad, la de la semana pasada y la de ésta formaban parte de la misma lista (una segunda parte del primer post del blog) pero me di cuenta de que tantas canciones no pegaban ni con cola porque unas sonaban a fiesta de fin de curso y otras eran mucho más "tranquis". Y de ahí el título. Física cuántica.


Ya puse en otra playlist (Playlist para el dentista) un trozo del "Heartbeats" de José González y la original de The Knife (en directo) pero no podía faltar en esta lista con temas archiconocidos porque a mí todavía me encanta y no será porque no la habré oído veces. El chileno-sueco se hizo famoso con esta canción y, aunque se tardó algo de tiempo en "descubrirse el pastel", después hay que ver el filón que ha sacado éste de las versiones... Y aunque algunas dejan bastante que desear, como la de "Teardrops" de Massive Attack, otras son muy sorprendentes, como la de "Hand on your heart" de Kylie Minogue (con un fantástico vídeo). De hecho, en directo, la de "Teardrops" hasta me emocionó, aunque de ese concierto lo más sorprendente fue el telonero, que todavía no sé cómo se llamaba pero tenía una de las voces más raras que he escuchado nunca. ¿A alguien se le ocurre quién puede ser un joven con pinta de indio (apache) que canta como si fuera una mujer?

La versión de Luna sí que tiene un lugar especial en la lista por un momento en directo. Uno de esos inolvidables: Benicàssim 98, seguramente la primera vez que veía a Luna, con las ganas multiplicadas por habernos quedado sin verlos el año anterior por culpa de la tormenta, el atardecer, la brisa marina... y una versión de "Everybody is talking at me" que no creo que se le haya olvidado a ninguno de los presentes. Seguramente el mejor momento de un festival que no sé si habrá sido el mejor al que he ido pero que sigue teniendo un cartel con el que sueño todos los días (bueno, más o menos): The Jesus & Mary Chain, Yo La Tengo, Spiritualized, Tindersticks, Los Planetas, Manta Ray, Gorky's Zygotic Mynci, Mogwai, Teenage Fanclub, Sonic Youth, Saint Etienne, PJ Harvey, TortoisePlacebo (cuando eran buenos) y hasta Astrud...
He estado media tarde intentando encontrar vídeos de esa actuación de Luna del '98 pero sólo he encontrado un grupo de Europa del este (no sabría especificar) que se llama igual y que deben ser los Camela de su país, y esta pedazo de joya que no puedo ni comentar porque no encuentro las palabras...



Hay grupos didácticos y Los Planetas son uno de ellos. Por la edad en que empecé a escucharlos y la que ellos tienen, me descubrieron muchos grupos gracias a sus versiones, referencias y referencias que son prácticamente versiones. Nick Drake es uno de esos descubrimientos que tengo que agradecer a Los Planetas, aunque ahora mismo no les agradezco nada. Igual es una barbaridad lo que voy a decir pero a mí "Cielo del Norte" no sólo me parece una gran adaptación al castellano sino que me gusta incluso más que el original. Es que no sé que me ha pasado con Nick Drake, que me gustaba mucho y ahora no me gusta nada. Ni siquiera es que no me guste, es que es escucharlo y me entra un sopor y una mala leche... Tengo mis sospechas sobre por qué podría ser pero tampoco quiero indagar mucho en ellas; me di cuenta de mi fobia porque cada vez que me aparecía un tema suyo en el iPhone (casi siempre está en aleatorio), lo pasaba directamente. De hecho, creo que "Cielo del Norte" es la primera canción de Nick Drake que escucho entera en años (menos unas que me "obligó" María).

Nick Drake, que en paz descanse
Nirvana, por los mismos motivos que Los Planetas, son seguramente el grupo didáctico por excelencia ya que, por suerte para mí, me pillaron bastante joven: Teenage Fanclub, Daniel Johnston, Meat Puppets, The Vaselines, Galaxie 500, hasta el "The man who sold the world" de David Bowie lo escuché primero en la versión de Nirvana. Por muy MTV que sea (y yo me grabé la retransmisión en vivo desde los 40 Principales), el desenchufao de Nirvana es sublime. Decía un heavy que Nirvana eran unos Metallica "pastel" pero no entendía el pobre que eso puede ser un cumplido. En ese acústico, con temas como "Where did you sleep last night" suenan más "jevis" que muchos melenudos juntos.
Esta canción tiene muchas versiones porque parece ser que es un tema popular en la cultura yanki pero la de Nirvana pone los pelos de punta (igual también es porque sabes que él luego se mata y esas cosas... pero vamos, los pelos como escarpias igualmente). En el programa de Paco Pérez Bryan hicieron un especial conmemorando un año de la muerte de Kurt Cobain en el que pusieron un montón de versiones originales de  temas que habían hecho Nirvana y, entre ellos, el más increíble era uno de Josep Guardiola (el cantante) que se titulaba "Noia negra" y que era una versión en catalán de la canción popular de los EE.UU. 
En ese mismo programa especial pusieron también una gran versión de un grupo muy ligado a Cobain, el de su churri: Hole. Courney Love será lo que sea pero con "Credit to the straight world" bien se puede ver que la tía sabe hacer versiones de las buenas, de las que parecen propias como si el tema se hubiera inventado para uno mismo. Otro ejemplo es este tema de Duran Duran del que encontramos: lo que no hay que hacer (si alguien tiene lo que te dije que lo vea aquí) y lo que sí se puede hacer (aunque la versión en directo enchufada es todavía mejor).


Subimos en la escala de voces chic@ con Thalia Zedek, que es La Voz (juas juas). "Dance me to the end of love" es otro ejemplo de lo buenas que son las canciones de Leonard Cohen, sobre todo si las pilla alguien que sea capaz de hacer lo que hace Zedek. 
Tuve la suerte de ver a Cohen en el Royal Albert Hall porque me llamó una ex-jefa y amiga de repente para preguntarme que cuánto pagaría por ver a Leonard Cohen en directo. Inocente de mí dije que 25 libras, que para mí entonces era lo máximo que se podía pagar por un concierto. La Nathalie se quedó muda un momento pero al final me invitó por 25 libras a ver a Cohen y fue muuuuuy bonito, aunque a mí me daba mucho sufriento ver a ese señor tan mayor sobre el escenario intentado no caerse. Luego me enteré de que le habían costado 75 libras cada una (y llevaban descuento)... ups. Para compensar le intenté invitar a un concierto de los Tindersticks y la llamé por sorpresa como había hecho ella pero, como no todo el mundo es como yo, dijo que no podía. Las entradas de los Tindersticks no eran baratas tampoco y, si no hubiera sido por lo de Cohen, igual no las hubiera comprado porque ya los había visto un par de veces. Así que también le tengo que agradecer a Cohen un precioso concierto de los Tindersticks en el Union Chapel, en la iglesia, amén. Por cierto, que me chivaron el otro día que "If you're looking for a way out" de los Tindersticks que salía en la Playlist para la siesta, también es una versión. Si es que he vivido toda mi vida engañada... y aún los hay que se preocupan porque tal o cual no es original, anda ya. [No está la versión de Zedek en Spotify, así que meto la de Tindersticks] 

22 de octubre de 2012

Playlist de Versiones Guatequeras

Entiendase guateque por fiesta americana con ponche, chorreras y pajaritas para ellos, y floripondios en las muñecas y mucha pestaña para ellas.

Empecé el blog con una playlist de versiones que creía que eran originales (Playlist Versiones Propias) pero como el círculo tiene que empezar a cerrarse, creo que me voy a permitir otra lista de versiones. Esta vez -aunque no en todos los casos- sabía que se trataba de copias pero, por cuestiones que ya desvelaré en otro momento, han aparecido todas juntas y me he dado cuenta de que valían como banda sonora ideal para el baile de fin de curso de Sandy y Danny Suco.

Yo La Tengo todo lo que hacen, lo hacen bien. Con "Cast a shadow" era fácil porque es una canción súper bonita pero, con todo el cariño que le tengo a Beat Happening, en este caso es incluso mejor que el original.
El año que cayó la de Dios es Cristo en Benicàssim y nos quedamos sin ver, entre otros, a Pavement, teníamos un vecino asturiano en la tienda de al lado que sólo nos habló para pedirnos papel (y yo le di una hoja de mi bloc de notas... en serio) pero el último día, después del diluvio y de haber vuelto a la zona de acampada tras dormir en el suelo del instituto donde nos habían alojado, resultó que el asturiano era muy majo y nos contó que tenía un bar en Oviedo y que bla bla (éramos todo chicas y más jóvenes que él, creo que quería echarse un poco el moco). A mí el enfado por no haber visto a Pavement no se me pasaba pero dio la casualidad de que, antes de irnos todos, el asturiano vino a nuestra tienda y tuvo la mala suerte de encontrarme sólo a mí (digo lo de mala suerte por la mala leche y antipatía del momento y mi timidez perpetúa de aquella época, no por otra cosa). Venía a regalarnos un cassette que había grabado él mismo y que -ah, se siente- me quedé yo, claro. Muchos de los grupos eran favoritos, como The Jesus & Mary Chain, Pavement o Yo La Tengo, pero había otros, como Beat Happening, por los que siempre estaré agradecida al asturiano por habérmelos descubierto. Lo mejor, o lo más curioso (marujo), era que dentro del cassette ponía "Para Elena". Pero ese cassette nunca llegó a Elena...

"Cast a shadow" está en el disco Black Candy, que se puede escuchar completo aquí
El año anterior a ese Benicàssim -mi primer festival, chispas- tuve la gran suerte de ver a Lush. Era una de las bandas que quería ver y no defraudaron, aunque me encontré con un grupo mucho más serio y diferente de lo que esperaba. 
La verdad es que no descubrí que "I wanna be your girlfriend" era una versión hasta que salió el "Girlfriend" de Avril Lavigne y la rayada fue máxima porque no entendía cómo el estribillo podía parecerse tanto a Lush. Resultó que The Rubinoos fueron los que denunciaron a la Lavigne por copiamocos y así me enteré de que era una versión. Iba a poner el vídeo con la comparación de las canciones de la discordia pero paso porque me ha dado angustia. 
Prefiero poner el vídeo de "500" de Lush que siempre me ha dado muy buen rollo. Con la idea de esas cabezas que bailan en el coche fui a ese Benicàssim pero Lush tenían mucho más que canciones alegres. Es curioso que ese mismo año, 1996, también tuviera en mi lista de grupos para ver era otros aparentemente muy happy, Heavenly, que desgraciadamente no llegaron a tocar porque el batería -hermano de la cantante- se había suicidado. Ese mismo año lo haría el batería de Lush.



En general, siempre prefiero el original o, al menos, la versión más conocida de una canción y, después de la pinchada de Rafa Cervera, todavía más. Pero hay veces, especialmente con los clásicos, que es difícil saber de quién es qué e incluso con qué versión quedarse. A mí me encanta el "Out of time" de los Ramones. Por supuesto, los Rolling Stones también me encantan (aunque tampoco sé si la original será suya), no hace falta reñir, y además les tengo que agradecer que de su influencia hayan salido cosas tan buenas por parte de otros grupos (incluidos The Rubinoos). 
A veces escucho clásicos de garage y todavía creo que están versioneando a Wau y los Arrrghs, cuando en realidad, evidentemente, es al revés. Pues eso, que a veces lo del original y la copia no está muy claro. Lo que sí lo está es que pinchar dos canciones a la vez ni es original ni es una versión ni digo lo que creo que es porque estaría feo.

En aquel Benicàssim del 96 se dijo que iban a tocar Weezer pero parece ser que Rivers Cuomo tuvo un accidente y fueron sustituidos por los Stone Roses. La verdad es que, menos mal, porque no creo que mi sistema nervioso adolescente lo hubiese soportado. 
Cuomo es un enfermo que no puede parar de hacer canciones pero, además, saca tiempo para las versiones y, casi siempre, le quedan muy bien. En "Don't worry baby" se esfuerza para rendir homenaje con grabaciones caseras a sus adorados Beach Boys. Me preguntó si quedará algo de aquel enfermo; yo creo que sí, supongo que seguirá con la doble personalidad, como el año que vi a Weezer (el único) dos veces: en el Brixton Academy tocó serio, no habló con el público y apenas miró por encima de las gafas de pasta, pero en Hammersmith (tres o cuatro meses después, una gira muy rara) parecía Freddie Mercury y ni siquiera llevaba las gafas. No sé. Un poco raro siempre ha sido pero bonico y fan agradecido, también.


Y aunque no lo parezca, Axl Rose también debe ser un fan agradecido. Y los Guns'n'Roses están tremendos en este "Since I don't have you" original de The Skyliners. Para mí los GNR fueron el primer grupo del que me consideré fan -aunque tenía unas luchas internas muy gordas porque también me gustaban los New Kids On The Block aunque no los escuchase ni la mitad de veces que el concierto de los Guns en París en el 92 que le hice grabar a mi hermano de los 40 Principales. Todavía guardo la gorra y la chapa que me compré en las paraetas de la falla del Raval; que pienso yo que eso es amor, porque seguro que tuve que sacrificar muchas Coca-colas y muchas golosinas para poder comprármelas. No puedo evitar una sonrisa de condescendencia cuando veo ahora a los chavalitos con sus camisetas de los Guns'n'Roses del H&M o el Pull'n'Bear.
Recuperar veinte años después ese cassette para ir al Costa de Fuego a ver al señor Rose reconvertido en la Eva Nasarre del heavy, no tiene precio. Y entre las luces, los fuegos artificiales y el confeti, a algunos ratos de las tres horas que duró el concierto, se intuía que de verdad era el mismo señor que me hizo ver la luz y flipar con sus camisetas de Kill Your Idols.